• Rabino Skorka

Bo – El perenne mensaje de las plagas



Las últimas tres plagas que Dios envió sobre los egipcios son descriptas en esta parashah (Langostas, Oscuridad, Muerte de los primogénitos). Dios le revela a Moisés el propósito de las múltiples plagas: para que le cuentes a tus hijos y a los hijos de tus hijos las acciones que realicé a fin de que sepan que soy Dios (10:2).


Egipto era un régimen en el que el rey, su corte y los miembros del clero eran los únicos seres libres de la sociedad que se hallaba esclavizada desde los tiempos de José (Génesis 47: 13-26). Después de la muerte de José y de todos los miembros de su generación, al asumir un Faraón nuevo el poder sobre Egipto, también los Hijos de Israel fueron esclavizados (Éxodo 1: 6-8).


El poder del Faraón se sustentaba en la creencia de su superioridad por sobre los demás y su cercanía a las deidades que gobernaban el Cosmos. La causa del envío de múltiples plagas sobre los egipcios es manifestar que el poder sobre la naturaleza no se encuentra en manos del Faraón y de sus deidades (Éxodo 12: 12), sino en Dios.


Esta historia se repitió en el seno de muchos pueblos en el transcurso de la Historia y su final fue siempre el mismo, la caída de los regímenes opresores. Sin embargo, la enfermiza avidez de poder y de riquezas en muchos hizo repetir esta historia hasta el presente.


Este relato debe ser recordado por cada judío todos los días de su vida (Deuteronomio 16: 3) a fin de tenerlo perennemente presente y de transmitirlo de generación en generación, pues se encuentra en él la esencia de cómo labrar la senda para seguir soñando con un mundo mejor.


¡Shabbat Shalom!

Este sitio utiliza cookies    |    Privacy Policy    |    © 2018. Todos los derechos reservados   |   Diseño Lucky Sparky

En  |  Es