• Rabino Skorka

PESAJ


La identidad del pueblo judío se halla definida por todo aquello que ocurrió con sus ancestros en Egipto, su proceso de liberación por parte de Dios, su deambular por el desierto y la revelación y entrega de la Tora en el Sinaí.

En los rezos de todos los días se hace mención a tales eventos pues guardan en sí la esencia de Israel.


El lugar que ocupa la libertad, la dignidad del individuo y la espiritualidad en la cultura judía se encuentra enraizado en esta celebración.


El texto bíblico mismo prescribe que año tras año, los descendientes de los Hijos de Israel, deben recrear la cena que celebraron sus ancestros en Egipto en la víspera de su liberación.

Hace 3300 años que en esa noche, teniendo sobre la mesa los panes ázimos y las hierbas amargas, los padres les transmiten a sus hijos esta historia y su moraleja acerca de la dignidad humana que debe ser sustentada y por la cual debe luchar cada individuo.


El texto que sirve de guía para la transmisión de la historia, la Hagada, refiere a muchos otros momentos dramáticos que acaecieron en la historia del pueblo. El último de ellos, al que debe hacerse referencia en el seder, orden de la cena de Pesaj, es el levantamiento del Ghetto de Varsovia, acaecido en la víspera de Pesaj 1943. Primer levantamiento contra los nazis en las ciudades ocupas por ellos.


El pasado, pese a todos sus dramas y dolor, ilumina nuestro presente, pues estamos aquí con nuestros valores, los Faraones de todos los tiempos no pudieron con nosotros, de algún modo El que nos sacó de Egipto, nos sigue liberando. La historia se sigue transmitiendo a través de nosotros, la esperanza de un mundo de paz sigue manteniéndose incólume, la lección transmitida en cada seder nos vuelve a emocionar y comprometer.


¡Jag Sameaj!

Este sitio utiliza cookies    |    Privacy Policy    |    © 2018. Todos los derechos reservados   |   Diseño Lucky Sparky

En  |  Es