• Rabino Skorka

Purim y sus enigmas



Purim es una festividad muy peculiar. El Judaísmo enseña a alejarse de todo exceso, sin embargo en Purim es una mitzva (precepto) excederse con las bebidas alcohólicas (Shuljan Aruj, Oraj Jayim 695, 2; en base a la afirmación de Raba en Meguila 7,b).


El Judaísmo enseña que se debe ser auténtico y no tener dos caras, sin embargo es tradición disfrazarse en Purim. Y lo más sorprendente aún, en el futuro postrero todas las festividades se dejarán de lado, menos Purim y Iom Kipur. Todos los textos proféticos y hagiógrafos se dejarán de lado, menos la Torah y el rollo de Ester (Yad HaJazaka, Hiljot Meguila 2, 18).


Purim y su historia se hallan repletas de ironías. La hilarante figura de Aman y su imbécil arrogancia, la vanidad del rey que presumía de su poder y riquezas. Purim es la burla a una realidad en la que los hombres deifican sus egos y poder, en la que se quiere exterminar al pueblo que rechaza tales actitudes. Por ello se lo festeja con ironía, cual burla a todos aquellos que se vanaglorian de sus riquezas y deifican sus egos.


Cuando se establezca en el mundo una realidad más cuerda, Purim se seguirá festejando por sobre otras festividades, para recordar el triunfo por sobre Amalek y las abyectas pasiones humanas.


¡Purim Sameaj! I

Este sitio utiliza cookies    |    Privacy Policy    |    © 2018. Todos los derechos reservados   |   Diseño Lucky Sparky

En  |  Es