• Rabino Skorka

Shelaj Leja – La fallida senda hacia la libertad plena



En esta parasha es descripta la historia de los doce espías que envía el pueblo de Israel desde el desierto a Canaán con el fin de tener una idea de la tierra en la que han de vivir como pueblo independiente y de los enemigos que tendrá que enfrentar en la misma. Era una práctica común, ya en aquellos tiempos, el enviar espías para recabar información acerca del enemigo por enfrentar (Números 21:32; Josué 2). Al comparar la narración en esta parasha con la que se halla en Deuteronomio 1:22-23, se concluye que fue el pueblo el que propuso a Moisés esta misión, él la aceptó y también fue del agrado de Dios.

El problema de esta misión se origina en el informe que dan los espías al pueblo. Por un lado se refieren a las bondades de la tierra, presentan frutos de la misma, entre ellos un racimo de uvas tan grande y pesado que sólo pudieron traerlo entre dos. Por otra parte, informan acerca del poderío de los pueblos que viven en la misma y la imposibilidad de vencerlos. La reacción inmediata del pueblo fue volver a Egipto, a la casa de la esclavitud. Prefirieron encadenarse a la miseria antes que acepta el desafío de vivir plenamente en libertad. Esta expresión del pueblo provocó la ira de Dios que los castigó no permitiéndoles adentrarse en la Canaán. Aquella generación moriría en el desierto, en una tierra inhóspita, muy cerca de la tierra en la que debían construir su vida plena, pero no en ella.

Dos son los grandes dramas que afrontó el pueblo de Israel en su deambular por el desierto y que revelaron las debilidades y fisuras en su compromiso para con los valores que los Patriarcas les legaron para tallar su identidad: el becerro de oro y la historia descripta en esta parasha. Al construir el becerro de oro Israel demuestra una falta de identificación con el espíritu de su ser, la idolatría en todas sus formas es el opuesto a la espiritualidad por la cual bregaron los Patriarcas. El no luchar por su tierra demostró una falta de identificación con el cuerpo de su ser, pues la misma era su lugar en la faz de la tierra. Estas dos actitudes conforman la esencia de dos dramas que acompañan al pueblo judío en su derrotero histórico: la asimilación y la diáspora.

¡Shabat Shalom!


Este sitio utiliza cookies    |    Privacy Policy    |    © 2018. Todos los derechos reservados   |   Diseño Lucky Sparky

En  |  Es