Este sitio utiliza cookies    |    Privacy Policy    |    © 2018. Todos los derechos reservados   |   Diseño Lucky Sparky

  • Rabino Skorka

Sucot 5780 - La celebración de la fe



La salida de Egipto, acontecimiento fundacional de Israel, posee dos aspectos acerca de la fe que manifestó el pueblo en aquella ocasión. Por una parte, el texto bíblico relata que después de haber cruzado el Mar de los Juncos en la senda que Dios abrió para ellos en el lecho del mar, “creyeron en Dios y en Moisés Su servidor” (Éxodo 14:31). Fue la culminación de un conjunto de acciones con las que el Creador intercedió en la historia para liberar a los Hijos de Israel de la esclavitud de Egipto. Sin embargo, cabe distinguir otro tipo de manifestación de fe en la actitud de aquella generación. Una fe que implica no sólo reconocer aquello que se recibe pasivamente de Dios, sino actuar para alcanzar los objetivos por Él propuestos.


La salida de Egipto y el adentrarse en el desierto con los ancianos y los lactantes fue aquella otra manifestación de fe que requirió una actitud activa, de coraje y fuerte decisión. Setecientos años después de aquella epopeya, el profeta Jeremías exclamó que Dios recuerda el amor del juvenil pueblo de Israel, el amor que le manifestó cual novia enamorada que es capaz de seguir a su amado en el desierto, tierra yerma y desolada (2:2)

Es esta última fe la que se rememora en Sucot, dejando la casa sólida en la que se habita y pasando a vivir en un habitáculo endeble cuyo techo debe hacerse con una enramada a través de la cual debe poder pasar la luz del sol.

Por otra parte, Sucá es también el nombre con que se denomina al Templo de Jerusalem, símbolo de la fe de Israel (Salmos 27:5; 76:3).

Sucot es el tiempo en el que comienza el año agrícola (Éxodo 23:16; 34:22), que también representa una actividad de fe, sembrar y esperar que la semilla germine, que las lluvias sean suficientes y que las plagas no afecten las mieses.

Luego de las experiencias espirituales de Rosh Hashana y de Yom Kipur, viene este tiempo de sosiego en el cual, con un renovado espíritu, se busca nuevamente la dimensión con la cual encarar una existencia significativa: aquella que se sustenta tanto en la fe activa como en la pasiva.


¡Jag Sameaj!


En  |  Es