• Rabino Skorka

Vayeshev – Cuando el drama se repite



Está científicamente comprobado que ciertos conflictos familiares, como los comportamientos abusivos y violentos, se repiten de una generación a otra. Los terapeutas trabajan con los afectados por lo que vieron en su infancia para ayudarlos a darse cuenta de que el comportamiento agresivo de uno o ambos padres no debe repetirse en su generación. Esta gran lección sobre el desafío para enfrentar las lesiones de la vida se describe al comienzo de la historia del conflicto entre José y sus hermanos. Jacobo comete un error similar al de sus padres. Mostró más afecto por José que por el resto de sus hijos (37: 3). Hizo para José una capa especial que lo diferenciaba de sus hermanos. En el tratado de Shabat del Talmud (10, b) encontramos la enseñanza que dice: “una persona nunca debe diferenciar a uno de sus hijos de los otros dándole un trato preferencial. Debido al peso de dos sela de lana fina que Jacobo le dio a José para la confección de un abrigo a rayas, más de lo que le había dado al resto de sus hijos, los hermanos lo celaron y conllevaron a que nuestros antepasados descendiesen ​​a Egipto y sean esclavizados allí”.


Jacobo había resuelto sus conflictos con su hermano Esaú antes de reencontrarse con él, pero no hizo lo mismo con los problemas que había absorbido de la relación de sus padres. La muerte prematura de Raquel, su amada esposa (35: 16-20), probablemente disminuyó su capacidad para continuar luchando con la misma intensidad que cuando lo hizo con el ángel de su hermano Esaú. Con su muerte perdió a la persona que encarnaba el amor en la Biblia en todos los aspectos. Ella es la madre que absorbe el dolor de todo el pueblo de Israel, en el momento de la destrucción, según la descripción de Jeremías (34:14); con Rachel, Jacobo probablemente habría podido abordar sus conflictos internos.


El drama de José ocurre cuando los hijos de Jacobo ya son adultos y pueden tomar sus propias decisiones aparte de las opiniones de su padre. Gracias a la inteligencia de José los hermanos pudieron superar su resentimiento y vivir plenamente como tales.


Shabbat Shalom!

Este sitio utiliza cookies    |    Privacy Policy    |    © 2018. Todos los derechos reservados   |   Diseño Lucky Sparky

En  |  Es